domingo, 3 de agosto de 2008

MORTADELO Y FILEMÓN: LA DECEPCIÓN



La presente viñeta ilustra uno de los finales recurrentes de las historietas de Ibáñez. Tras haber mandado a sus agentes a la más peligrosa de las misiones, el Súper aparece confirmado que todo ha sido un error, que el objeto que con tanto ahínco habían estado buscando Mortadelo y Filemón no es tan valioso como se pensaba en un principio, o que la declaración del testigo que debían proteger no era tan valiosa después de todo. Visto esto, no es de extrañar la reacción de sus subordinados: en esta historieta en concreto, Filemón, intentando cumplir las órdenes del Súper, se ha estrellado contra un árbol, ha sido víctima de una inundación, de una mordedura de serpiente, se ha cubierto de gloria después de que descargara sobre él un camión de desatascado de alcantarillas y pozos negros, y ha perdido los dientes al aterrizarle un pedrusco en la cara.


Posteriormente, la aparición del Súper aclarando que todo ha sido en vano, acaba desatando la ira del empleado, cuya frustración lo conduce a la venganza. ¿Para qué han servido, pues, sus esfuerzos, sus golpes y sacrificios? Al final, la misión resultó ser un chasco.Esta convivencia con el fracaso es algo habitual en las historietas de Ibáñez, y mucho más aplicable a nuestra propia vida de lo que podríamos pensar en un primer momento. Lo que le ha pasado aquí a Filemón es lo que le pasa a cada pareja que se separa después de sortear muchos obstáculos, a cada currante que es despedido de su empleo después de años de sacrificio. Tanto esfuerzo…¿para nada?


Incluso la vida humana, más allá de estos problemas concretos, es susceptible de someterse a este esquema. Los que pensamos que cuando se nos cierran los ojos y se nos tuerce el gesto no hay ningún “más allá” más allá del agujero, bien podríamos plantearnos esta reflexión. Te pasas la existencia intentando labrarte un futuro, una familia, un empleo, superando enfermedades, zancadillas y luego…Luego, de forma insolente, llega el señor Súper disfrazado (ahora le toca a él) de Parca y te dice que ya está, que se acabó, que se te acabó la página. Y el ser humano, que no es un personaje de Ibáñez, ni siquiera puede coger a este Súper y lanzarlo por un acantilado o encerrarlo en una jaula con siete cocodrilos del Nilo. La resignación parece ser lo único que queda. Visto así, el panorama sería bastante desolador.


Sin embargo, leyendo las historietas de Mortadelo y Filemón, uno se da cuenta de que las cosas no son tan simples. Ibáñez lleva años enseñándonos que el gag final, ése que cierra la historieta, no ha de ser el mejor, ni siquiera el más importante. Poco importa que el documento importantísimo que hayamos estado buscando durante toda la historieta resulte ser al final una receta de cocina: lo importante es la sucesión de gags, el desarrollo de la historia en sí. Eso es lo que ha divertido al lector, eso es lo que ha dado vida a los personajes, su motor, su esencia, su razón de actuar y de ser.


Del mismo modo, poco nos importa a nosotros el gag que un sádico dibujante nos tenga deparado para el final de las diversas aventuras que emprendemos a lo largo de nuestra vida. Nuestra esencia, como la de Mortadelo y Filemón, es la de ir viviendo nuestra propia misión, ir intentando, probando y fracasando para volver a intentarlo otra vez. Y es en ese devenir de caídas, de trompazos, de roces y de disfraces donde está el verdadero sentido nuestra existencia como personajes de la gran historieta que es el mundo.En definitiva, aunque puede que un irónico Super-intendente nos tenga preparada la más decepcionante de las desilusiones tras habernos dejado el pellejo por la TIA, por mi parte, no pienso renunciar al placer de seguir haciendo y deshaciendo mi historieta gag tras gag, descalabro tras descalabro, hasta acabar la página.


Al fin y al cabo, los chichones duran dos viñetas.

19 comentarios:

Oscar+AB dijo...

¡qué entrada más profunda! Casi me emociona y todo :D Es cierto que Ibáñez sabe plasmar situaciones que requieren un sentimiento interior especial, y que curiosamente lo hace con una humanidad que hasta parece agradable y graciosa (porque, como bien dices, que nos ocurra ese chasco no es para nada divertido, pero nos divierte cómo le suceden a esos dos batracios antropoides).

Por cierto, para mi gusto el mejor final de los "chascos" es el de "El antídoto", porque el chasco viene sin ni siquiera mediar palabra, al ver directamente que el Súper no es un cara-cerdo, y que además se acrecienta con la despreocupación insignificante de la actitud del Súper, el cual lo tiene como un liguero descuido el no haberles avisado. Mira, agradezco que me hallas hecho pensar en este detalle, lo tendré en cuenta cuando analice el tomo de "El antídoto" ;)

Chespiro dijo...

Gracias, Óscar. Es curioso que hablemos de humanidad, pues a los cómics de Ibáñez se les ha achacado en ocasiones que sean deshumanizados.
Con respecto a El antídoto, lo más frustrante es ver cómo el Súper se ha olvidado de ellos desde hacía tiempo.

Don Guri dijo...

Joer, me he emocionado leyendolo. Esto me lo imprimo y me lo releo los dias chungos en los que uno piensa precisamente eso: "para que tanto esfuerzo".

Chespiro dijo...

Pues no esperaba ese efecto, amigos. De todas formas, que sea para bien.

LAUREANO PRODUCTIONS dijo...

Es sin duda alguna, uno de los mejores post de Mortadelo y Filemón.
Tu y Oscar+AB sois lo mejor de MYF!

Oscar+AB dijo...

jejeje! Los auténticos monstruos son Migsoto y Sr. Ogro :D, que son más bien historiadores y arqueólogos que incluso ven y hablar con gente del mundillo de la época y to. Nosotros sólo somos "humildes filósofos" que damos vueltas y vueltas a los temas para decir algo que no se halla dicho :D

Pero mola, sí :D Gracias por el cumplido :)P

Comiquero91 dijo...

La verdad es que esta entrada emociona y todo, para albúm de despistes del Súper entre otros "El Disfraz cosa falaz"

Chespiro dijo...

Es cierto, en ese álbum se cubre de gloria el Súper. Sus misiones son tan intrascendentes como el "argumento" del mismo.

bigotito dijo...

Entre otros comics en las que el Super no informa bien o se olvida de un pequeño detalle en la mision a M y F, son " el antidoto" , " gatolandia" , " mision de perros" ," Billy el horrendo" .....entre otros.

Chespiro dijo...

No recuerdo de qué se olvidaba en Billy el Horrendo, Bigotito. Refréscame la memoria, please.

bigotito dijo...

Spolier :"En Billy el horrendo", M y F tenian que atracar a un falso joyero para haci ingresar en la carcel , despues de tantos golpes, desecciones y mordeduras resulta que el Super no fue capaz de desirles a M y F por el zapatofono que el joyero falso tenia el moquillo y no podia salir a la calle, por lo que atracaron equivocadamente al campeon de los pesos pesados.

LAUREANO PRODUCTIONS dijo...

Ya hay un blog de la TIA!
Chespiro pasate por latiacuartelgeneral.blogspot.com

Chespiro dijo...

Cada vez somos más, lo cual es genial. Recomiendo a todos los visitantes a que se pasen por el nuevo blog de la TIA.

Aniceto Papandujo dijo...

"¿Porqué caemos? Para volver a levantarnos y seguir luchando" (y eso que la cita no es mia).

Better Not Look Down If You Wanna Keep On Fightin - BB King

Chespiro dijo...

Muy al pelo la cita, señor Brujo...Perdón, Aniceto Papandujo.

viagra online dijo...

Este fue uno de los capitulos que mas risa me a dado en mi vida, me acuedo que lo estuve leyendo durante la hora de almuerzo, y al momento e entrar a trabajar no podia detenerme de reir.

4rx dijo...

Esta es una de las mejores historietas de la historia, es muy divertida .Muy bien!

Anónimo dijo...

buying xanax xanax 2mg pills - cheap xanax bars for sale

Anónimo dijo...

xanax no prescription buy xanax amsterdam - order xanax from europe