lunes, 6 de abril de 2009

SEMANA SANTA, CON PERDÓN

"Es en Rompetechos donde Ibáñez ha dejado más libertad al espíritu contestatario que ha definido esta escuela de humor barcelonesa", dice Antonio Guiral en Cuando los cómics se llamaban tebeos, refiriéndose a la Escuela Bruguera. Y puede que no le falte razón.

Aunque nunca ha sido la intención prioritaria de Ibáñez reivindicar ni modificar sistemas, lo cierto es que la ingenua ceguera de su personaje favorito lo ha convertido en el idóneo para atacar, directa o indirectamente, instituciones o costumbres socialmente aceptadas.


Así, mediante la palanca de la inocencia, guiada por la escasez de vista, Rompete chos pone en solfa las normas básicas de la convivencia y del buen gusto, derivando en actitudes profundamente antisociales o políticamente incorrectas.


Para esta ocasión, dado que estamos en Semana Santa, hemos seleccionado esta viñeta un tanto ácrata en la que el simpático miope expresa, sin quererlo, la opinión que a muchos le merece la Semana de Pasión con toda su parafernalia.


Ibáñez, genio y figura.

3 comentarios:

Laureano Productions dijo...

Jejeje, cuantas veces me he fijado yo en eso...
A ver si consigo encontrar algo...
Como siempre, una entrada sobresaliente con 10!

Chespiro dijo...

Gracias por la visita, amiguete.

franchesk dijo...

Je, pues estoy de acuerdo con Rompetechos. Y por supuesto que es de 10 la entrada.