domingo, 14 de junio de 2009

PASANDO AL JEFE POR LA PLANCHA


Retomando el sano deseo universal de pasar al jefe por la quilla planteado un par de temas más abajo, presentamos esta ilustración para incidir en el asunto, esta vez desde el punto de vista meramente gráfico. No dejaremos de asombrarnos, por mucho que pasen los años y por muy acostumbrados que estemos, de la expresividad del grafismo de Ibáñez, del que esta ilustración es una buena prueba. A pesar de que el destino de Filemón no son las procelosas aguas del océano, nótese el gesto de desesperación con el que el autor ha caracterizado a su personaje, en una escena que bien podría resumir toda su vida: siempre al borde del abismo, siempre a punto de llevarse un nuevo mazazo.Sin embargo, la desesperación caricaturesca no está expresada únicamente en las facciones del personaje, sino que se manifiesta también en la tensión que inunda todo el dibujo, ejemplificada en la tensión de las posturas (tensión que no resta naturalidad a las mismas).
Así, encontramos varios ejes “tensionales” (llamémoslos así) en la ilustración.El primero, recorrería la misma casi en diagonal e iría de izquierda a derecha (siempre del lector), apuntando el triste destino al que se dirige Filemón. En este eje, encontramos de forma paralela el sable de Mortadelo (lo que más llama la atención de su disfraz), la pierna de Filemón que tienta en vano una superficie sólida y la “pasarela” de madera, a punto de ceder, tambaleándose ante el peso del desdichado que hay encima.El segundo eje sería vertical, y correspondería al cuerpo de Filemón, cuya visión casi hace sentir la opresión de las cuerdas. Frente a la habitual jorobita de los personajes de Ibáñez, esta vez el cuerpo se tensa hacia atrás, para mostrar el avance involuntario. También la cabeza del jefe de Mortadelo clama al cielo, acentuando la verticalidad de la escena.
Por si no fuera bastante, dicha verticalidad viene subrayada por la aleta del tiburón que espera en el agua, erecta, expectante, con unas líneas cinéticas que indican pulsión contenida.Hay un tercer eje de tensión menos subrayado, ejemplificado en el gato (míticos gatos de Ibáñez). El animal sale corriendo en dirección opuesta al barreño, con el cuello estirado y la lengua fuera: nuevamente un eje de atención que se escapa por un vértice. El gato no es sólo uno de los elementos decorativos de los dibujos de Ibáñez (que también), por su posición y postura contribuye a dotar a la ilustración de un tercer eje que parece “estirar” la composición de la escena hacia el lado opuesto, resultando así una suerte de triángulo isósceles. Nótese que al dibujante no le hubiera costado nada pintar al animalito saliendo directamente del barreño, pero la línea diagonal que marca el felino difícilmente tendría el mismo efecto si lo hubiera hecho así. Por ello, varias líneas cinéticas marcan su periplo alrededor de la escalera para situárnoslo (tal vez de forma algo forzada) en el punto de partida del que arranque su huida en diagonal, queriendo escapar, literalmente, del dibujo.
No quiero decir con esto que estemos ante “El Grito” de Munch, pero no cabe duda de que los niveles expresivos alcanzados con tan pocas figuras son bastante notables en esta ilustración. Estas son algunas de las cosas que los críticos de cómic no ven (o no quieren ver, o están demasiado acostumbrados a ver), alabando las cualidades (sin duda meritorias) de otros dibujantes y pasando por alto lo que hay de valía en la obra de Francisco Ibáñez. El público, sin embargo, es sabio. El público no toma en consideración todos estos elementos de análisis (al igual que Ibáñez tampoco tomó, seguramente, muchos de ellos), pero sabe que ese dibujo le gusta, le atrae, se le mete por los ojos más que el de otros dibujantes realistas o humorísticos, españoles o extranjeros, bruguerianos o no. El público, decimos, sabe que eso le engancha, le divierte y le impacta visualmente. Por eso se acerca y compra.Por eso y por más cosas…¿Han probado a poner la cara de su jefe en lugar de la de Filemón? Sean perversos durante unos segundos, que también para eso están los tebeos.
Publicado originalmente en www.verasyburlas.blogspot.com

9 comentarios:

El Viejo dijo...

Lo cierto es que la crítica suele tener predilección por oscurecer el producto propio por complejo o a enaltecerlo por erróneo orgullo. Rara vez se muestran equitativos.

La verdad es que esta imagen es una de las más representativa de los números Olé, si no recuerdo mal, y si lo hago corrígeme por favor, estaba en bastantes contraportada, por lo menos así lo recuerdo yo de niño.

En mi opinión, Francisco Ibáñez tiene el mérito incuestionable de haberse mantenido durante tantisimo tiempo. Al igual que series como los Simpsons, en ocasiones ha repetido demasiado los mismos esquemas (invento de Bacterio que sale mal, Mortadelo celoso de Filemón, Filemón celoso de Bacterio, aprovechar el tirón de los Juegos Olímpicos, etc)... pero, ¿qué diantres? Si funciona más de un 70% de las veces, es demasiado tentador como para abandonarlo, además, hay queda el público soberano.

PD: Aprovecho este comentario para invitarte a mi blog, de mucha menos calidad y currado que el tuyo, que apenas estoy comenzando y quiero plagar estas vacaciones de consideraciones sobre películas, cómics y series de televisión. Tu presencia sería muy bienvenida si te apetece

El Viejo dijo...

Ah, por cierto, soy Marcos, el mote de Viejo me lo pusieron Easmo y éstos por unas causas que ya se han perdido en la memoria. Saludos cúbicos

Chespiro dijo...

Un placer leerte, Marcos. Voy a pasarme por tu blog.

Akira Rivero dijo...

oye chespiro, se que te gusta M&F (está clarísimo) pero sabes sobre superheroes?? he puesto un test en mi página, a ver si lo puedes responder.
Salu2 y salu3

Chespiro dijo...

Pues mire usted, de Superhéroes solo Superlópez y mi Chapulín Colorado. Gracias por la invitación, de todas formas.

ElRinconDelTaradete dijo...

Un buen analisis del dibujo!

Chespiro dijo...

¡Gracias, Taradete!

Don Guri dijo...

Chespiro, en los comentarios del post de las vin~etas con la frase "Corra, jefe, corra", te he dejado la solucion a una mas ;)

Chespiro dijo...

A verla voy.