domingo, 22 de febrero de 2009

OBJETIVO: ELIMINAR AL "RANA" (1976)

Esta aventura, publicada entre los números 258 y 268 de la revista Mortadelo, entra dentro del grupo de historietas con villano único, al modo de Chapeau “el Esmirriau” (1971), Magín “el Mago” (1971), El señor Todoquisque (1992), El espeluznante doctor Bíchez (1998), etc. Por el hecho de fingir hacerse colaboradores o amigos del malhechor, la relación nos recuerda más a Billy “el Horrendo” (1983) y El señor de los ladrillos (2004). Mayores semejanzas hay aún El tirano (1998), obra con la que guarda paralelismos argumentales e incluso en los diálogos. No obstante, el álbum que nos ocupa presenta mayor interés que gran parte de los citados, pues sube el nivel de los gags en medio de tanta producción estándar como la que encontramos ya a mediados de los setenta.

Desde el punto de vista gráfico, la realización es correcta, aunque el resultado final desluce por la presencia de varias manos en las tintas (el segundo episodio es una muestra de entintado que no realza el dibujo). Sin embargo, el dibujo alcanza grados de detallismo notables, como se ve en la figura del Súper diciendo el título de la historieta. En cuanto a los disfraces, hay un buen nivel, rozando a veces el surrealismo, como en el caso del disfraz de “revés”. No obstante, algunos se repiten excesivamente, como el de cangrejo y el de corredor.

Argumentalmente, como explica el Súper en el primero de los once episodios, se trata de eliminar al jefe del HIGO (Hermandad Internacional Gamberros Orbitales), que quiere acabar con el Súper. Para impedirlo, nuestros agentes fingirán que quieren atentar contra su jefe para ser reclutados por el villano en cuestión y derribarlo desde dentro. Tras algunos gags rutinarios, nuestros agentes consuman la primera parte del plan (con la salvedad de que el Súper sale realmente perjudicado) e incluso Filemón se plantea la traición verdadera, idea que flotará a lo largo del álbum.


En el segundo episodio, el Rana consolida a nuestros agentes como sus hombres de confianza, hasta el punto de que fungen como sus pilotos personales, tal y como ocurrirá en El tirano dos décadas después. Los intentos de perjudicarlo antes de subir al avión, de hacerle caer de él y de sabotear los paracaídas refuerzan los paralelismos entre ambos álbumes. También hay reminiscencias de este clásico en El señor de los ladrillos, como en la escena en que utiliza a los agentes como escalerilla para subir al avión. No hace falta decir que Filemón será el perjudicado de todos estos actos de sabotaje y que el Súper se llevará el colofón final en cuanto a desastres se refiere.




El tercer episodio inaugura la entradilla que consiste en que nuestros hombres, especialmente Mortadelo, intentan avisar al Súper de algún atentado del Rana, pero su torpeza acaba precipitando el desastre. Un fin de semana en la casa de campo de la TIA (por cierto, muy pequeña para pertenecer a una organización tan numerosa) da pie a muchos gags físicos tipo cartoon tras los que el Súper sale tan afectado que llega a sospechar que sus agentes han sido realmente contratados por el Rana.

El cuarto episodio es uno de los que más paralelismos guarda con El tirano, dada la falta de coordinación de los agentes con la cámara fotográfica trucada (sustituida por una escopeta en la aventura de los noventa). Un claro ejemplo de la, en palabras de Ibáñez, “transfusión del humor de Mortadelo”, esto es, la reutilización de gags de otras historietas. Nótese los paralelismos entre los diálogos de la viñeta 9 de la página 14 del primer álbum y la 7 de la página 23 del segundo. También hay elementos del quinto episodio de nuestra aventura encontramos elementos apenas esbozados que encontraron su desarrollo en la historia de Antofagasto Panocho; hablamos del palo de golf con pelota explosiva y del envenenamiento de la comida.

En el sexto capítulo entra en juego un botón desintegrador (probablemente invento del Bacterio, aunque no se mencione), que, al igual que el reactor espaldero acústico de Los cacharros majaretas (1974), se pone en marcha con un estornudo. Este recurso absurdo potencia las situaciones que escapan al control de nuestros agentes, fomentando la comicidad. Dentro de este tipo de inventos, podemos encuadrar también la silla de los “buenos días”de El brujo (1977) y El transmutador biológico (Mortadelo Almanaque 1973), con sus inolvidables “finolis” y “gorditis”. También encontramos reminiscencias de este invento en El óscar del moro (1998) y su lanzador de rayos pluaff. Una serie de gags notables culminan con la desintegración del costoso invento.

El séptimo episodio se centra en gags basados en medios de locomoción, como el coche, la moto y la bicicleta, de manera que nuevamente el Súper resulta perjudicado. En el siguiente se incide en la precariedad de un barco en el que se pretende que el Rana perezca. Esto da pie a gags un tanto manidos, como los que vimos en la historieta corta El carguero Chatárrez (Super Pulgarcito 13) o El plano de Ali-Gusa-No (1974). Años después se incidirá en este tipo de gags en aventuras como Llegó el euro (2001) y Gasolina…la ruina (2008), entre otras. No nos detendremos en aclarar que el Súper será el perjudicado finalmente.


Lo mismo ocurre en el episodio noveno, ambientado en la nieve, con un esquema que empieza a ser repetitivo, pero no por ello menos eficaz. Una serie de peripecias callejeras contra el jefe del Higo (no confundir con la Higa de Los gamberros-1978) ocupan el décimo episodio, hasta desembocar en el último, en el que el Rana entra en la TIA haciéndose pasar por el Súper (como hizo Gedeón el Chicharrón en Contra el gang del Chicharrón-1969-ataviado como el Bacterio). El gag de la megafonía es similar en ambos álbumes. Finalmente, ante el acoso, el Rana se mete solito en la trampilla de “la cosa” y acaba devorado por ella, este último detalle obviado en Venganza cincuentona (2007), donde aparece vivito y coleando y confesando la existencia de la “avimofi”.

Como hemos dicho, Objetivo: eliminar al Rana eleva el nivel de los gags con respecto a otras obras de mediados de los setenta. El personaje principal, sin ser un villano sofisticado (antes bien, es algo gañán), es uno de los enemigos más duros de pelar al que se han entregado nuestros agentes, amparado por su buena suerte, que solo lo traiciona al final de la aventura.

En definitiva, una historia sumamente divertida, plagada de buenos gags, con un dibujo aceptable y que garantiza la risa del lector ávido de un Ibáñez en plena forma.

8 comentarios:

Bigotito dijo...

El escena en la que M y F avisan a los agentes bestias de la T.I.A de la existencia de un espia en la organización se repite en " Todoquisque " , y el que resive el linchamiento por parte de los agentes bestiajos es el Super.....XDXDXDXDXDXDXD , eso fue lo mejor .
Supongo que La Cosa lo deboró ( me refiero al Rana ) , pero ( al igual que el doctor Bichez y el Rabadillo ) sera digerido o vomitado por la bestia que se lo zampó.

Bigotito dijo...

En cuanto a lo del " Piso vacio " del Rue del Percebe , yo creia que al principio ( en seña de su llegada ) , el sastre no llevaba bigote .... que ... con el paso de las paginas.... iba odteniendo el bigote caracteristico .

Víctor1988 dijo...

Como siempre, me sorprendes. Me sorprende sobre todo que encuentres detalles en los que yo nunca me fijo...

Esa es una de las razones por las que siempre espero al domingo para descubrir cosas nuevas

Oscar+AB dijo...

Me ha flipado la cantidad de menciones a otros álbums para hablar de objetivo: eliminar al rana :)

Creo que el padre de todas las aventuras del tipo "eliminar a alguien y no conseguirlo" es esta, sin lugar a dudas. Las primeras veces dejan mella :)

Anónimo dijo...

Siempre me he preguntado quién es el `personaje (mejor entintado, por cierto)que aparece en la sexta viñeta de la página 42, saliendo de la T.I.A. con una cartera de mano y el simbolo del dólar en la corbata ¿Alguien lo sabe?

Kalitos

Bigotito dijo...

El personaje que mencionas , Anonimo , se rata de la caricatura de Henry Kissinger , politica de Estados Unidos que nacio en Alemania.

Chespiro dijo...

Sí, según me comentó Migsoto hace tiempo, parece ser Kissinger.
Gracias a todos por vuestros comentarios.

Bigotito dijo...

Si.....XD , señores ,he puesto una entrada de M y F muy interesante , se los recomiendo . SAludos .